Certificaciones energéticas

La certificación energética de edificios permite conocer el consumo de energía y las emisiones de CO2 anuales de un edificio, mediante una escala de calificación energética establecida entre A (edificio más eficiente) y G (edificio menos eficiente).

 

 

EDIFICIOS EXISTENTES

Desde el 1 de junio de 2013, es obligatorio incluir el certificado en cualquier operación de compra, venta o arrendamiento.

Realizamos la calificación de su vivienda, local o edificio mediante los procedimientos simplificados CE3X, o la opción general (LIDER y CALENER); elaboramos el listado de medidas recomendadas para la mejora de la calificación, y redactamos el certificado de eficiencia energética.

Obtenga un presupuesto sin compromiso en el siguiente enlace.

¿En qué consiste el certificado de eficiencia energética de un edificio existente?

El certificado de eficiencia energética de un edificio existente consiste en uno o varios documentos que reflejan las características energéticas y la calificación de eficiencia energética de un edificio existente o parte del mismo. Debe estar suscrita por un técnico competente, y recoger, al menos, la siguiente información:

  • Identificación del edificio
  • Indicación del procedimiento reconocido utilizado para obtener la calificación de eficiencia energética.
  • Indicación de la normativa sobre ahorro y eficiencia energética de aplicación en el momento de su construcción.
  • Descripción de las características energéticas del edificio (envolvente térmica, instalaciones, condiciones normales de funcionamiento y ocupación, etc.) utilizadas para obtener la calificación de eficiencia energética del edificio.
  • Calificación de eficiencia energética, expresada mediante la etiqueta energética, en la que se refleja el consumo de energía y las emisiones de CO2 anuales del edificio certificado, referidas a la escala de calificación energética, establecida entre A (edificio más eficiente) y G (edificio menos eficiente).
  • Documento de recomendaciones para la mejora de la eficiencia energética hasta alcanzar niveles óptimos o rentables.
¿En qué casos es obligatorio para los para los propietarios de inmuebles?

Desde el 1 de junio de 2013 es obligatorio incluir el certificado de eficiencia energética en cualquier operación de compra, venta o arrendamiento. Quedan excluidas del ámbito de aplicación algunas edificaciones debido a su uso (religioso, industrial, de la defensa o agrícola), protección (edificios y monumentos), reducidas dimensiones (50 m2), o temporalidad (demoliciones, arrendamientos estacionales, construcciones provisionales).

La etiqueta de eficiencia energética debe incluirse en toda oferta, promoción y publicidad dirigida a la venta o arrendamiento. El certificado de eficiencia energética debe entregarse al comprador en el caso de compra-venta; en caso de arrendamiento, basta con la exhibición del original y puesta a disposición del arrendatario de una copia del certificado.

¿En qué casos es obligatorio para las Autoridades Públicas?

Desde el 1 de junio de 2013 es obligatoria la obtención del certificado de eficiencia energética y la exhibición de la etiqueta energética para los edificios o partes de edificios ocupados por una autoridad pública, que sean frecuentados habitualmente por el público y tengan una superficie útil total superior a 500 m2. Para edificios de superficie útil entre 250 y 500 m2, será obligatorio a partir del 9 de julio de 2015, y para edificios de más de 250 m2 de superficie útil que estén en régimen de arrendamiento, a partir del 31 de diciembre de 2015.

Quedan excluidas del ámbito de aplicación algunas edificaciones debido a su uso (religioso, industrial, de la defensa o agrícola), protección (edificios y monumentos), reducidas dimensiones (50 m2), o temporalidad (demoliciones, arrendamientos estacionales, construcciones provisionales).

¿Qué normativa obliga a su cumplimiento?

El Real Decreto 235/2013, de 5 de abril de 2013, por el que se aprueba el procedimiento básico para la certificación de la eficiencia energética de los edificios. Este real decreto establece la obligación de poner a disposición de los compradores o usuarios de los edificios un certificado de eficiencia energética que deberá incluir información objetiva sobre la eficiencia energética de un edificio. De esta forma se podrá comparar y evaluar su eficiencia energética, con el fin de favorecer la promoción de edificios de alta eficiencia energética y las inversiones en ahorro de energía.

Este RD traspone al ordenamiento jurídico español la Directiva europea 2010/31/UE, sobre eficiencia energética de los edificios, en lo relativo a la certificación de eficiencia energética de edificios.

¿Cuál es el procedimiento de calificación?

La calificación de eficiencia energética de edificios existentes debe realizarse mediante un procedimiento que cuente con el reconocimiento conjunto del Ministerio de Industria, Energía y Turismo, y del Ministerio de Fomento. Puede realizarse de dos formas:

  • Opción general, de carácter prestacional, a través del programa informático de referencia –CALENER-, o programa informático alternativo reconocido.
  • Procedimiento simplificado, de carácter prescriptivo. Ya se han desarrollado y aceptado dos procedimientos simplificados específicos para la calificación energética de edificios existentes, denominados CE3 y CE3X.
¿Cuál es el procedimiento de certificación?

Una vez obtenida la calificación, el técnico redactor debe elaborar el certificado de eficiencia energética del edificio existente, en el que verifica la conformidad de la calificación obtenida con el edificio existente, e incluye toda la información relevante sobre las características del edificio, el procedimiento de calificación, los resultados obtenidos y las medidas de mejora de la eficiencia energética recomendadas.

¿Quién puede suscribir el certificado energético de edificios existentes?

Técnicos que estén en posesión de la titulación académica y profesional habilitante para la realización de proyectos de edificación o de sus instalaciones térmicas, según la ley 38/1999; estos pueden ser arquitectos, arquitectos técnicos, ingenieros e ingenieros técnicos.

¿Quién controlará su cumplimiento? ¿De qué manera?

El propietario o promotor deberá presentar el certificado de eficiencia energética del edificio al órgano competente de su Comunidad Autónoma. Las Comunidades Autónomas deberán habilitar un Registro de certificaciones en su ámbito territorial.

El órgano competente de cada Comunidad Autónoma aplicará un sistema de control independiente de los certificados, que se realizará sobre una selección al azar de una proporción estadísticamente significativa de los certificados.

 

VIVIENDAS UNIFAMILIARES VIVIENDAS EN BLOQUE EDIFICIOS USO TERCIARIO

Además, realizamos auditorías energéticas, asesoramiento sobre medidas para la reducción del consumo, y proyectos de rehabilitación energética, que reducirán el consumo de energía y mejorarán la calificación de su inmueble, lo que aumentará sus posibilidades de venderlo o alquilarlo.

OBRA NUEVA

Desde el año 2007, es obligatorio poner a disposición de los compradores o usuarios el certificado de eficiencia energética, de acuerdo al RD 47/2007.

Realizamos la calificación de su edificio mediante la opción general (LIDER y CALENER) o la opción simplificada (CE2), y redactamos el certificado de eficiencia energética.

Además, con nuestro servicio de consultoría de sostenibilidad, colaboramos con los equipos de proyectistas en la fase de diseño para conseguir una reducción del consumo energético y con ello, una mejor calificación de eficiencia energética.

VIVIENDAS EDIFICIOS USO TERCIARIO